Tierra de Nada RPG

Comunidad IC

July 2024

S M T W T F S
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Tags

Layout By

Syndicate

RSS Atom
Powered by InsaneJournal

Posts Tagged: '%21+evento:+sirenas'

May. 29th, 2023


[info]nada_mods
[info]nada_rpg

[info]nada_mods
[info]nada_rpg

Todo el día || Bajo el mar


[info]nada_mods
[info]nada_rpg
[Comienza como un extraño eco a la distancia, como voces cantando en la lejanía, que podría confundirse con el sonido del viento. Esta mañana hay mucho viento.

Y el viento crece. Si sales durante la mañana, es posible que sientas el aroma a sal marina en el azote de la ventisca, tan fuerte ahora que mece los árboles, que vuela la ropa colgada, que casi sientes hiriendo tu piel. En el horizonte, en dirección del mar, se ven aparecer nubes grises como de tormenta, y eso en sí mismo debería ser una advertencia. Algo se aproxima.

A medida que pase el día, ya no será sólo un extraño murmullo en el aire, sino que el sonido habrá crecido a un bramido lejano, como una ominosa y rítmica percusión. A ese sonido le acompaña el grito de las gaviotas, que empiezan a adentrarse a la tierra, sobrevolar el pueblo, y para cuando lo entiendas (para cuando las primeras personas comiencen a dar la voz de alerta), será demasiado tarde: es el mar.

Sí, el mar está creciendo. De súbito y sin previo aviso, sin motivo aparente, lo que comenzó como una fuerte marejada sólo ha seguido creciendo, dejando a las naves en la costa a la deriva, hundiendo el muelle y la playa, y adentrándose más y más hacia la tierra. Por el bosque. Hacia el pueblo. Cubriéndolo todo con una fuerza implacable como si fuera una criatura inmensa y voraz, verde, azul, gris.

Probablemente todo suceda muy rápido y no tengas tiempo de pensar, o de correr, más allá del necesario para sobrevivir. Porque si no quieres ser arrastrado por el agua, deberás intentar tepar a algún tejado, sujetarte de algún árbol, de ese trozo de escombro flotante que se cruza cerca tuyo, de ese milagroso bote que fue arrastrado directamente desde el muelle. Por suerte para ti, y para todos, tan rápido como llega para cubrir toda la tierra en varios metros de agua... el mar se detiene, se calma, instalándose tan cómodamente como si siempre hubiera estado ahí.

Para entonces, en ese extraño silencio que le sigue, y la bruma que comienza a levantarse desde el agua, difuminando todo y escondiendo la luz del sol, probablemente podrás comenzar a preocuparte de buscar al resto de la gente. Queridos, conocidos, desconocidos, cualquiera que haya sobrevivido a esa repentina subida del mar. Es posible que alces la voz para llamarlos, que busques algo sobre lo que poder flotar y moverte, o incluso... que entres al agua para intentar encontrar a otras personas.

Lo cuál será una muy mala idea.



Porque con el mar, ha llegado algo más. Algo que tal vez responda a tus llamados con su propia voz. Una voz que parece surgir desde las aguas, desde la bruma, y resonar con un tono etéreo, y tan inquietante como... atrayente.

Y esa voz, esas voces, te hablarán sobre deseo. Sobre tu deseo. Aquello que anhelas desesperadamente: un momento, un lugar, un objeto... una persona. Una sensación. De pronto las voces serán esa voz, o te parecerá ver eso que deseas ahí, más adelante, justo bajo la superficie del agua. O aparecer más allá entre la bruma, a sólo unas cuántas brazadas de distancia. Sería tan fácil simplemente... zambullirte, y acercarte al llamado, al objeto, al lugar. Sientes que si lo haces, podrás por fin tenerlo, aquello que deseas finalmente tuyo.

Si logras resistirte a ese impulso, a esas ansias... tal vez notes que bajo el agua parece haber algo más también. Sombras, moviéndose bajo la superficie, acercándose, rodeándote lentamente. Si logras resistir aún un poco más (difícil, tan difícil, podrías perder la cordura si sigues luchando--), tal vez alcances a vislumbrar un rostro descolorido asomarse desde debajo del agua, acercándose a ti. Un rostro que a pesar de su palidez y extrañeza, te resulta adorable-- hermoso, incluso. Una mujer, un hombre, de aspecto claramente no humano, escamas en su piel y una cola de pez asomándose más atrás, que te sonríe con dientes puntiagudos, ríe con voz cantarina, y te gesticula para que te acerques.

Si lo haces, si permites que esas manos palmeadas y uñas afiladas se aferren de ti, es probable que no vuelvas a surgir a la superficie. Porque las sirenas (sí, eso es lo que son) se alimentan del deseo, y como todo el mundo sabe, el deseo se aloja en la carne. En el corazón. Te arrastrarán a lo profundo, y antes que te des cuenta, sus fascinantes rostros se convertirán en el horror del deseo sin fin (del hambre sin fin) y el mar en tu temprana tumba.

Si has leído suficiente, si sabes suficiente, cuando entiendas lo que está pasando, quiénes son nuestras terribles visitantes de hoy, no sólo intentarás mantenerte alejade de ellas y de su canción, sino que además buscarás defenderte. Después de todo, las sirenas siguen siendo criaturas mortales, y un arpón, un arma, incluso el fuego, se han sabido eficaces para detenerlas. Pero, hagas lo que hagas, no dejes que te arrastren bajo el agua, porque ese es su elemento, y sin importar tu habilidad, tendrás las de perder.

Aunque... recomendamos precaución, al momento de luchar contra esta invasión acuática. Porque, entre esos rostros pálidos que se asoman bajo el agua, puede que haya algunos más familiares. Une amigue. Une enemigue. Une amante. Une vecine. Une de las tantas personas que se perdió entre el agua. No sería raro pensar que se trate de una ilusión, de otro truco para atraerlos a una muerte horrenda, pero lo cierto es que no todos quienes desaparecieron bajo el agua es porque han sido devorados. ¿Acaso no dijimos que las sirenas se alimentan de deseo? A veces el deseo puede alojarse en algo fuera de nosotres, un objeto tan preciado que se vuelve un segundo corazón.

Y cuando una sirena lo arrebata, roba ese corazón de entre el caos de agua y escombros, bien... también te convierte en un ser hambriento de deseo. Una criatura del mar más, cantando para llenar su estómago y su corazón vacíos con el deseo de otro. La maldición de la sirena.

Sean cuidadosos al acercarse a estas sirenas familiares, porque nada les garantiza que su afecto por ustedes, o el reconocerlos y desear ayudarlos, sea capaz de vencer la fuerza de su hambre, de recordarles quiénes son realmente. Las buenas noticias son que sí hay una forma de liberarlos de la maldición. Las malas noticias son que, para hacerlo, tendrán que sumergirse en el agua, y recuperar ese valioso objeto, ese otro corazón, que les ha sido arrebatado.

Sin ser devorades en el intento, por supuesto. Ustedes, pobres almas en desgracia.]

((¡Evento de invasión de sirenas! Porque IT'S MERMAY BITCH. Como dice el post, su canto hará que los personajes perciban su mayor deseo, y se sientan atraídos a él. Y habrá ciertos personajes convertidos en sirenxs-- aquellos a quienes las sirenas les hayan robado un objeto preciado. Recuperarlo será difícil, pero no imposible si se las ingenian. Hora de hacer una a-la-Odiseo.

Además, para propósitos del AC, este post cuenta para el AC del bimestre junio-julio.))