Tierra de Nada RPG

Comunidad IC

February 2024

S M T W T F S
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829  

Tags

Layout By

Powered by InsaneJournal

July 11th, 2022


[info]nada_mods
[info]nada_rpg

[info]nada_mods
[info]nada_rpg

Siempre es de noche ahora || La Mansión... en la Montaña


[info]nada_mods
[info]nada_rpg
[Ya hablamos de las desventajas de este frío polar, de lo sufrido de las bajas temperaturas y lo extraño de sus noches de mediodía. Probablemente no ha sido fácil adaptarse esta última semana-- ni para los residentes de siempre, ni para nuestras visitas. Pero al menos más gente en este mundo significa más calor humano (o de otras especies, no discriminamos) para enfrentar lo duro de este gélido y oscuro escenario.

Pero... no todo es malo en invierno, ¿o sí? Y hay algunas cosas hermosas que sólo pueden encontrarse en el hielo, las tinieblas sempiternas y el fin del mundo.

Esta noche, por ejemplo. Esta noche tan repleta de estrellas que llega a quitar el aliento, donde la Vía Láctea se ve tan cercana y viva que más bien recuerda a un río brillante y en movimiento. Un cielo menos invernal probablemente no tendría esta diáfana claridad, ni permitiría ver un espectáculo como este en plena mañana.

Pero bien, la H. Gerencia se precia de su originalidad. Y siendo que las fechas son las adecuadas, y las estrellas están en posición, y la alegoría del río está presente, no vemos por qué no podríamos celebrar Tanabata en invierno.



Y si vamos a celebrar un festival, lo haremos bien. Así que nada de casas maltrechas ni refugios penosos ni iglús artesanales, oh no, hoy despertarán en la comodidad de una habitación completamente amoblada y calefaccionada y casi lujosa. Cuando salgan al pasillo, o a mirar por la ventana, notarán que están en una mansión (sí, la Mansión) que de pronto ha aparecido en plena ladera de la montaña, tal como si de un hotel se tratara. Pero la cosa no termina ahí, claro que no: no sólo el resto de la mansión está igual de lujosamente decorado y agradablemente calefaccionado, sino que también se le ha embellecido con adornos propios de la celebración-- lámparas de papel, guirnaldas de grullas de todos los colores, banderines y serpentinas. Y como para no desentonar con la ocasión, cosa curiosa, en los roperos de sus respectivas habitaciones encontrarán sólo ropa de gala, desde kimonos y yukatas de tela más gruesa a trajes y vestidos de cóctel, todo en colores y motivos invernales.

La razón quedará clara cuando bajen a la primera planta, donde entre muchas otras salas, se encuentra el amplio salón de baile. Este habrá sido acondicionado con los clásicos puestos de juegos y atracciones del Tanabata (la pesca, los puestos de comida, incluso una escultura de hielo de un árbol donde podrán colgar sus deseos), pero además hay mesones con comida algo más reconfortante para el invierno (vino especiado y pastelería recién horneada, papas calientes, carne jugosa y, obviamente, chocolate) y constante música de fiesta para quienes quieran animarse a usar la pista de baile.

Aunque quienes quieran ambientes con menos ruido y menos gente, quedan por supuesto en libertad de explorar y ocupar otras salas de la mansión, o incluso salir a las amplias terrazas que tienen una vista privilegiada del panorama montañoso a sus pies y las estrellas sobre sus cabezas. Miren, si lo intentaran, incluso podrían salir de la mansión y bajar la ladera de la montaña de regreso al pueblo pero, ¿por qué querrían hacerlo? Esos zapatos no se ven muy cómodos para caminar por la nieve, y aquí hay comida, y calor y diversión.

Sin contar además con los hermosos paisajes, y el cautivador espectáculo que comenzará pasadas las seis de la tarde. Porque estas zonas son demasiado polares para que las grullas lleguen a cumplir su misión anual, así que la H. Gerencia ha facilitado otro puente para los trágicos amantes estelares: un arco sinuoso de auroras boreales (o australes, quién sabe) que brillará el resto de la noche en tonos verdes, azules, morados y amarillos. ¡Que vista tan romántica!

Y... sí, hablando de eso. Porque hoy celebramos el encuentro de amantes y estamos en pleno invierno, es posible que uno que otro muérdago mágico que obliga a quienes se paren debajo a besarse esté dando vueltas por ahí. ¿Qué? Va con el tema, ¿está bien?

Y definitivamente será otra manera de, huh, entrar en calor y conocer gente nueva en esta noche de festival. Esas cosas lindas que permite el frío polar. ❤]

((¡Segundo post de nuestro evento de Cuarta Pared! Celebración del festival de Tanabata ft. auroras boreales/australes, porque la geografía es relativa. Y muérdagos, porque sí. Vayan a vestir bonitos a sus personajes y hacerlos darse besitos como las barbies virtuales que son.))